• Inicio
  • El cuento fantástico
  • ¿Qué es un cuento?

¿Qué es un cuento?

¿Qué es un cuento, cuáles son sus características estructurales y cómo se diferencia de un relato? Estas son sólo algunas de las muchas preguntas que se han formulado en diversos espacios académicos a lo largo del siglo XX, sin llegar a una teorización homogénea, ya que la tradición cuentística se resiste la mayoría de las veces a una definición fija. Con frecuencia se tiende a utilizar los términos relato y cuento como sinónimos.

El relato es una narración generalmente breve y con un tiempo cronológico que cuenta una sola historia convencional, no tiene un final enigmático o ambiguo; su lectura no requiere necesariamente de un ejercicio crítico o una relectura para su interpretación.

Dice el escritor y crítico argentino Ricardo Piglia que una de las características del cuento es que "cuenta dos historias en una sola". Esta tesis sugiere al lector una resemantización de la diégesis que permite interpretar/conectar las dos historias paralelas —la evidente y la oculta—, de tal manera que un cuento encierra en su estructura y en el nivel del significado un enigma. El mismo Piglia afirma que: "la historia secreta se construye con lo no dicho [al interior de la historia], con el sobreentendido y la alusión [de lo que en realidad permanece oculto]".

El cuento, a diferencia del relato, tiene una estructura narrativa más compleja; todos los componentes de la diégesis: personajes, tiempo, espacio y narrador, participan de la historia oculta que produce al final de la historia una inversion de lo pensado hasta entonces por el lector o un cúmulo de dudas o ambigüedades alrededor del texto leído. Dice Lauro Zavala que el cuento "admite muchas posibles interpretaciones". Las preguntas que al final de la lectura surgen en el lector, así como la interpretación final que éste haga de la historia, son quizás una de las características más frecuentes de lo que denominamos cuento.

Son muchos los nombres de los profesionales del cuento a lo largo de la historia literaria. Poe, Quiroga y Chéjov figuran como los maestros del cuento moderno. En el caso particular de los narradores mexicanos del siglo XX, los nombres de Juan Rulfo, Juan José Arreola, José Revueltas, Carlos Fuentes, Sergio Pitol, Jorge Ibargüengoitia, Elena Garro, José Emilio Pacheco, Francisco Hinojosa, entre varios más, han dado a la tradición cuentística mexicana textos ya clásicos en el ámbito nacional e internacional, ya sea en la lengua de origen o en traducciones.

Ricardo Piglia escribió, famosamente que todo cuento narra dos historias: una visible y otra silenciosa, soterrada, que suele manifestarse en las últimas líneas. Pues bueno: en la obra de (Amparo) Dávila la segunda historia encubre una tercera, y la tercera una cuarta, y así sucesivamente, y nada acaba de revelarse, y ninguna luz atraviesa esa espesa madeja de historias y personajes y palabras.” De ahí su importancia.